HOME

BITÁCORA

OMM

En OMM llevamos ADN muy adentro

Domingo, 10 Agosto 2008

 
 

En OMM llevamos ADN muy adentro

Todos los proyectos en los que tenemos la fortuna de participar, reflejan el esfuerzo de muchas personas por hacer de México un mejor país. A veces desde la iniciativa privada, otras desde las instituciones educativas, ya sean organizaciones no lucrativas o negocios, podemos atestiguar la lucha permanente de quienes siguen apostando por un México diferente.

Mantener la vista puesta en lo positivo de nuestro país, es una tarea de la que muchos claudican. Cierto es que estamos rodeados de malas noticias y los retos parecen desbordar desde hace mucho, los diques del optimismo. Sin embargo, la situación del país es vasta y compleja y  nuestros cerebros sólo pueden percibir una parte de la realidad, teniendo que imaginar el resto. Es decir, es imposible tener una visión absoluta del universo que nos rodea, pero en el proceso selectivo de nuestra percepción, es posible decidir qué ver.  Podemos vivir concentrados sólo en las cosas malas que nos angustian o podemos esforzarnos por ver también cosas positivas que nos den esperanza.

En OMM hemos trabajado, desde hace un año, en un proyecto maravilloso que nos hace sentir orgullosos de ser mexicanos: ADN - Ampliando el Desarrollo de los Niños. Una iniciativa de FECHAC, Fundación del Empresariado Chihuahuense A.C.

Cuando somos capaces de imaginar una mejor realidad es cuando podemos modificarla, y ese proceso comienza siempre por nuestra percepción. La situación de pobreza y violencia que vive Ciudad Juárez, no es muy lejana de lo que ocurre en muchas otras ciudades y regiones de México. Cientos de miles de niños y niñas, seguramente millones, viven hoy inmersos en una realidad que no les ofrece

alternativas de desarrollo y que diariamente se acostumbran a ver el mundo a través del cristal oscuro de la violencia y la marginación. Romper el círculo vicioso no es fácil, ni ocurrirá de manera espontánea. Para transformar la realidad es necesario modificar nuestra percepción de ella,  atrevernos a imaginarla mejor y atrevernos a cambiarla. Eso es lo que un grupo de mexicanas y mexicanos está haciendo en Ciudad Juárez. Ciudadanos que decidieron ver oportunidades además de problemas, entendiendo que los males de hoy se formaron durante años y que había que empezar de inmediato a corregir, no sólo el futuro, sino el presente.

Papelería

ADN es un esfuerzo de la sociedad civil de Ciudad Juárez, para cambiar el destino de miles de niñas y niños. ADN es un modelo que ofrece a los niños una serie de actividades extraescolares como elemento catalizador para que sean capaces de desarrollar su potencial como personas. Al permanecer más tiempo en la escuela y practicar actividades deportivas, artísticas y de formación integral, recibir una dieta balanceada, así como acompañamiento en sus tareas escolares, los niños y las niñas complementan las carencias de su formación y logran construir una visión de futuro. Tener la oportunidad de imaginar mejores alternativas de vida hace toda la diferencia en su proceso de formación, y eso es algo de lo mucho que logra el modelo ADN.

OMM tuvo la oportunidad de colaborar en la creación de la identidad de ADN, su nombre e imagen gráfica. Diseñamos los materiales de su papelería y las herramientas para promover el modelo. Tuvimos la oportunidad de producir dos videos para mostrar la fuerza y visión del modelo. Pudimos estar en Ciudad Juárez y conocer a personas maravillosas que nos compartieron su misión y nos cambiaron la percepción de la realidad para siempre. Sobretodo pudimos atestiguar la manera en que ADN está transformando hoy la vida de los niños, las niñas y sus familias. Esta experiencia nos confirmó que los cambios profundos que necesita México sólo se lograrán con profesionalismo en la educación, con amor y una atención verdadera a la niñez por parte de toda la sociedad civil. Hoy nos sentimos orgullosos de mostrar lo que a lo largo de meses fuimos ensamblando con el gran equipo de personas de FECHAC. Compartamos este lado positivo de nuestro México.