HOME

BITÁCORA

OMM

OMM te invita a tocar vidas con la Orquesta Esperanza

Domingo, 10 Agosto 2008

 
 

OMM te invita a tocar vidas con la Orquesta Esperanza


¿Has pensado alguna vez en adoptar un violín, una tuba o quizá unos timbales? Seguramente no, sobre todo si no sabes tocar un instrumento. Sin embargo, los niños de la Orquesta Esperanza Puebla sí saben hacerlo, y muy bien, y al adoptar uno de sus instrumentos estarás ayudando a que sigan aprendiendo y transformen sus vidas a través de la música.

En OMM estamos muy contentos de poder participar en la campaña de recaudación de fondos de la Orquesta Esperanza Puebla: Todos somos la Orquesta, una forma divertida y lúdica de apoyar este gran proyecto. Además de asesorarlos en materia de recaudación de fondos, diseñamos la campaña y todos los materiales de comunicación.

En el sitio web de la campaña El concierto de todos se encuentra un diagrama con la formación de la Orquesta y sus partes integrantes: coros, percusiones, vientos y cuerdas. Cada instrumento puede ser adoptado por una empresa o persona, cuyo nombre aparecerá en la misma página al pasar el cursor sobre el instrumento seleccionado. De esta manera, el donante se convierte en parte de la Orquesta.

El monto de los donativos va de 350 a 1 700 pesos mensuales. La aportación se puede realizar en línea, a través de PayPal, con tarjeta de crédito o débito, o bien mediante un depósito bancario o transferencia a la cuenta de la Fundación Comunitaria Puebla, que se indica en el sitio de internet.

Los más de 300 niños y niñas que conforman la Orquesta Esperanza Azteca Puebla transforman su vida, su entorno y sus comunidades a través de la armonía de la música. Muchos de ellos provienen de ciudades y poblaciones alejadas de Puebla, y deben transportarse diariamente para realizar sus prácticas. Todos los estudiantes están becados y cada beca tiene un costo de 850 pesos.

Tu aportación es muy importante para que este movimiento siga tocando vidas y apoyando a niños de escasos recursos o en situación de riesgo, alejándolos de las calles, las drogas, la violencia y el crimen.