HOME

BITÁCORA

OMM

La Encomienda es...

Viernes, 31 mayo 2013

 
 

Cocinar es una encomienda que trasciende épocas y fronteras, culturas y religiones. La campaña que desarrollamos en OMM para La Encomienda es un homenaje a esa invención humana que ha ido de lo elemental y lo básico a la más compleja sofisticación. Es un tributo a ese antiquísimo juego que cocineros y comensales de todo el planeta juegan con gran placer.

Comer es una necesidad básica, una actividad que determina nuestra supervivencia y nuestro estado de salud. Pero, más allá de eso, comer es una experiencia placentera que estimula nuestros sentidos. Esta particularidad le da una dimensión compleja, pues lo que comemos debe satisfacer no sólo al gusto, sino tener un olor apetitoso, una textura agradable y una apariencia atractiva.   

Por otra parte, el acto de comer tiene una función social e incluso ritual. Nos reunimos a comer para celebrar acontecimientos importantes en nuestra vida, para cerrar un negocio o simplemente para disfrutar de la compañía de otras personas.

Y aunque la cocina puede alcanzar un alto grado de complejidad, por sus técnicas e ingredientes, hay una cosa que tienen en común el chef más famoso del mundo y el cocinero más humilde: su encomienda es consentir a los comensales.  

En La Encomienda se juntan la tradición y la innovación en un espacio elegante y refinado que te hace sentir como en casa. La Encomienda es ese punto de encuentro entre la sofisticación gastronómica y la tradición de la cocina popular, no sólo de México sino del mundo. 

Un reconocimiento a tan profunda manifestación de la cultura humana sólo puede lograrse con otro juego altamente sofisticado que todos jugamos y que nos seduce a diario: el lenguaje.

Lanzamos frases y aforismos como granos de sal sobre el plato para saborear las ideas, las imágenes y los colores. Creamos una campaña donde La Encomienda se dará a probar con la sofisticación del lenguaje y las imágenes, como reflejo de su propia sofisticación gastronómica y como experiencia.

Por eso, el mejor slogan es el nombre del propio restaurante: cuando hablamos de La Encomienda hablamos de esa encomienda humana, histórica, global: la encomienda de sorprender, de consentir, de agasajar, de reconfortar con los placeres de la gastronomía.

La Encomienda es… una experiencia que te invitamos a probar.