HOME

BITÁCORA

OMM

El Grillo

Jueves, 12 febrero 2015

 
 

El Grillo: Redescubre la comida mexicana

“Todo empieza con el taco de ojo. La mirada es el prólogo del apetito”.
Juan Villoro

Son tiempos extraños y maravillosos para la cocina mexicana desde que las garnachas callejeras se encontraron con la alta cocina. Hasta hace poco, los mexicanos solíamos hacer gala de nuestro proverbial malinchismo y si nos queríamos dar gusto con una buena comida, pensábamos en reservar en el restaurante francés de moda. Sólo visitábamos un restaurante mexicano cuando teníamos visitas extranjeras y, entonces sí, nos llenábamos de orgullo al invitarlos a probar un buen plato de mole o unos espectaculares chiles en nogada

Sin embargo, la cocina mexicana ha sufrido una transformación. En el momento en el que los cocineros mexicanos, muchos de ellos educados en escuelas gastronómicas de renombre mundial, tuvieron a bien relajarse y mirar hacia el antojito placero, la nana y el nenepil adquirieron el grado de ingredientes gourmet. La mayor beneficiada es la gastronomía mexicana —que de por sí es una de las más ricas y complejas del mundo— pues se enriquece ahora con la introducción de nuevas técnicas culinarias e ingredientes. También se benefician todos aquellos amantes de la comida que hasta ahora habían temido sucumbir a las delicias de las fritangas urbanas por temor a la inefable “venganza de Moctezuma”.





El Grillo se ubica en esta corriente de la cocina mexicana que rescata recetas e ingredientes tradicionales, de la abuela o de la calle, y las reinventa para crear platillos sorprendentes. En OMM estamos emocionados de poder trabajar con Grupo Forchetta en el desarrollo de la marca, en realidad, de todo el concepto, pues colaboramos también en la decoración del lugar (por demás ecléctica y divertida) con algunas fotografías de la Puebla que se disfruta cuando uno camina sin prisa por sus calles.




La imagen que creamos para El Grillo retoma elementos de la gráfica mexicana y rinde homenaje a la labor de los rotulistas de antaño. El imagotipo une un elemento gráfico, un pequeño grillito dibujado con trazos básicos, con el logotipo. Rosa mexicano y verde son los colores que le dan vida a los materiales gráficos.





La frase de la campaña, “Redescubre la comida mexicana”, tiene mucho que ver con ese sentimiento que nos produce comer un plato como la barbacoa de cochinillo con mole de chilacayote y chilaca, o el marlín con ensalada de quelites, granos y vinagreta de maracuyá: es al mismo tiempo algo tan nuevo y tan cercano.


Desde ya, El Grillo se ha convertido en un lugar consentido para los sibaritas poblanos. El balance que logró entre lo tradicional y lo contemporáneo, lo relajado y lo exquisito, seguramente será el secreto de su éxito.