HOME

BITÁCORA

OMM

El Roble

Martes, 17 febrero 2015

 
 

El Roble: Superar el reto de hacer una campaña bilingüe

Quien tiene la posibilidad de vivir en un espacio residencial enclavado en 22 hectáreas de bosque de roble, encino, sabino y laurel, con una vista magnífica y un gran respeto por la vida natural puede llamarse privilegiado. Y más cuando un lugar así se encuentra dentro de una hermosa ciudad colonial con todos los servicios, como Puebla.

El Roble Bosque Residencial cuenta con el prestigio de Grupo aBanza y es resultado de tres años de cuidadoso desarrollo. El Roble se encuentra dentro de la categoría Residencial Boutique. Se trata de un proyecto único por múltiples razones: busca la convivencia armónica con la naturaleza; ofrece preciosas vistas de la ciudad; sus construcciones sólidas son de la más alta calidad, armonizan con el paisaje y respetan el entorno, y gracias al ambiente de orden y respeto dentro del condominio, es posible vivir con seguridad y tranquilidad.  





Diseñar la campaña de El Roble tuvo un ingrediente de complejidad adicional para OMM ya que el público al que está dirigida trasciende las fronteras de México: por la ubicación privilegiada del condominio, uno de los sectores meta de nuestro cliente son los trabajadores alemanes que deberán instalarse en México para laborar en la planta armadora de Audi o en sus empresas proveedoras.


El primer paso fue investigar qué es lo que un inmigrante alemán considera importante al momento de elegir casa para vivir en México. Platicamos con conocidos y amigos de la comunidad alemana, revisamos foros y sitios de alemanes en el extranjero, y así pudimos identificar una serie de valores relevantes para nuestro público meta. Además de las cosas que suponíamos eran importantes, como la calidad y solidez de las construcciones, o la garantía de vivir en un lugar seguro y en un ambiente ordenado, vimos que lo que más extraña la gente cuando está fuera de casa son las cosas cotidianas que hacen la existencia más placentera: esos pequeños detalles definen nuestra calidad de vida.





“Calidad de vida” se convirtió en la frase de campaña. A partir de ahí, desarrollamos una serie de frases que evocan esos momentos de “felicidad serena” que marcan nuestra calidad de vida, por ejemplo, tumbarse a leer un libro frente a la chimenea, enseñarle a tu hijo a andar en bicicleta o llenar tus pulmones con el olor del bosque. Una vez que tuvimos las frases seleccionadas, elegimos imágenes en concordancia que sirvieran para transmitir el mensaje. Las frases y textos a utilizar se enviaron a un traductor profesional y ya con ellas, armamos los materiales de comunicación.

Nos sentimos orgullosos de ser parte de este proyecto que nos ha dado la oportunidad de salir de nuestra zona de confort para encontrar la manera de hacer una campaña de comunicación y plantear una estrategia que consiga llegar a un público diferente al que estamos acostumbrados. Estamos seguros de que El Roble será el hogar de muchas familias que respetan las reglas y ansían vivir en un ambiente de armonía.